Escuela… ¿es el enemigo?

Que el menor acuda a la escuela tiene propósitos amplios que van más allá del conocimiento académico que esta proporciona.

A nivel psicológico la escuela es un elemento que obliga al niño a reducir sus lazos de dependencia para con su casa y familia, y lo coloca en nueva nueva situación social.

Por otro lado, su maestro será una figura de autoridad diferente a sus padres, tendrá que aprender a obedecer normas y leyes que él no ha consensuado y que puede desconocer, lo que tiene grandísima relación con su futura vida social cuando alcance autonomía y comience a explorar el mundo.

Pese a las nuevas tecnologías: mesas y sillas de madera
Pese a las nuevas tecnologías: mesas y sillas de madera

A nivel cognitivo, debe aprender a disfrutar de hacer bien su trabajo, sentir orgullo por los ejercicios bien hechos, reflexionar sobre el esfuerzo y la constancia, así como la colaboración para alcanzar metas, la competitividad y sus propias limitaciones.

La escuela es posiblemente el primer lugar donde una persona aprende que hay metas a largo plazo que requieren paciencia y constancia sin recibir recompensas inmediatas.

Por último es necesario decir que la escuela constituye uno de los mejores sitios para explorar las relaciones personales y aprender qué es la amistad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s